lunes, 25 de mayo de 2009

EN DIEZ MINUTOS

Y lloro,y rio,y me pierdo..… y me encuentro… y me grito… y me desespero… me calmo… y vuelve mi paciencia...,todo en diez minutos…

Y quiero huir… perderme en la lejanía y no volver… y quiero no ser así…

La gente sueña con cambiar su vida… pero ellos se autoengañan diciéndose que cambiarán… podemos reprimirnos durante toda la vida… pero tarde o temprano el verdadero yo saldrá… yo simplemente no me esfuerzo en cambiar… y mi forma de ser me termina llevando a esta lugar…,en tan sólo diez minutos, encerrado en mi cabeza sin querer hablar… tranquilidad… pianos… música… palabras… todo está hecho para expresar… para expresar lo que no tiene palabras y lo que no se puede hablar…

Mi teclado se convierte en mi piano… yo soy el que lo toca y el que lo acaricia hasta transmitir todo esto que quiero que alguien lea… mi piano es mi teclado y mis sonidos son las letras… pero mi letras no llegan a sonar como un piano porque mi teclado no es un piano… y perdido en este cuarto en mi cabeza suenan unas notas… y respiro.Respiro...,y respiro durante diez minutos.Es bello,son tan bellos estos diez minuntos,diez minutos de la Pathetique de Beethoven.

video

21 comentarios:

  1. No tengo la menor duda que esos diez minutos son maravillosos, porque lo he experimentado.


    Me alegra que te haya gustado el chiste y hoy, descansamos los dos, jejeje

    BESOTES ENCANTO Y BUENA SEMANA

    ResponderEliminar
  2. Beethoven, acabó sordo, y sin embargo oía la música que creaba.
    Hay escritores que logran escribir música en sus poemas, y la oímos.
    Todo es posible.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo,la gente no cambia.Puedes pulir tus aristas,pero nada más.

    Besoo

    ResponderEliminar
  4. Pues sabes?, a mi me encanta dejarme llevar por ese "Pathetique de Beethoven", sigue así, guapisimooooo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. aaahhhh, pues me quedé sin escucharlo, me dice que entre luego, así que ahí iré.

    En pocos minutos, la cantidad de sentimientos que podemos encontrar en nosotros mismos y en lo que nos rodea.

    Tocamos la melodía que nos dejan, o que nos dejamos, pero el auditorio muchas veces nos pide otra cosa, no la maravillosa poesía que puede salir de nuestras manos y que son fiel reflejo de nuestros corazones, sino la que quieren escuchar, la correcta, la que ellos quieren, la que a ellos les suena mejor, y mucha veces nos hace esgrimir una sinfonía que no es nuestras.

    ResponderEliminar
  6. Yo sí creo en el cambio, porque lo he experimentado en mis propias carnes, lo que pasa es que para cambiar hay tener mucho aguante y fuerza de voluntad y muchas veces lo fácil es conformarse con lo que uno tiene. Y la Patética de Beethoven, lejos de lo que expresa su título es una obra preciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Déjate llevar y haz lo que te apetezca en cada momento... aunque sea sólo en 10 minutos ¡¡merece la pena!!

    ResponderEliminar
  8. No se, es posible cambiar, pero tb es verdad q la mayoria de la gente... (y si cambian es para ir a peor :P )

    ResponderEliminar
  9. Y no dejes de tocar para nosotros..........

    ResponderEliminar
  10. No sé, supongo que la vida es una composición musical, literaria...artistica...en resumen la vida es "Crear" y a ello llegamos pensando...usando esa cabeza que nos ha sido asignada y que a veces decide apresurada y otras se lo toma con más calma...No creo que podamos cambiar en esencia..sí pulir esas aristas que dice Phoenix.
    Y ahora déjame disfrutar de Bethoveen. Besos Iñaki.

    ResponderEliminar
  11. jaaj que buena introducción, cari, No Bethoveen, ese tuberculoso, lo haría mejor...

    Muy buena tu reflexión en lo de empeñarse en cambiar. Yo creo que lo primero para ser feliz es asumirse ya aceptarse como uno es. La mayoría de la gente que quiere cambiar es para buscar la aceptación de los demás... ¡Eso si que es patético!

    Bezos musicales.

    ResponderEliminar
  12. He disfrutado de los 10 minutos antes de comer, en el sofá, esperando a que llegara Mina. No la conocía, un placer.
    besos

    ResponderEliminar
  13. y en dos segundos podemos dejar de ser felices...un besiko

    ResponderEliminar
  14. Sonata pasional grandiosa y perfecta en su técnica.Envuelve en su angustia en un acúmulo de antítesis de sentimientos encontrados.Por eso me pone de los nervios jejeje
    El cambio es bueno, crecer como persona, y todos nos contradecimos, somos "bipolares", yo el primero.
    Magna fruaris.
    Raúl

    ResponderEliminar
  15. Estoy contigo en que no hay que intentar cambiar, en todo caso hay que intentar no cometer los errores del pasado y perfeccionar, pero cambiar tu "ser intimo", nunca.

    En cuanto a la música clásica, no soy un entendido, tengo mis lagunas, pero yo para lo que tu quieres expresar hubiese escogio el nocturno en do sostenido de Chopin, pero estas elecciones son muy personales.

    Un abrazo desde el sur.

    ResponderEliminar
  16. n oentendi lo q decias pero la musica muy relajante aca en peru hay una radio q se llama filarmonia donde pasan este tipo de musica y cuanod quiero leer o relajarme la pongo, chevere, a mi papa tambien le gusta.

    tengo mis favoritas, q te crees, ya hablare e ellas. bycito

    ResponderEliminar
  17. Hay que enfrentarse a la realidad y asumir cada uno lo que es (y como es) me encanta la música que has puesto hoy. Un abrazo, nos vemos.

    ResponderEliminar
  18. habrá que tomar mas tiempo para respirar no?



    saludos
    :)

    ResponderEliminar
  19. En diez minutos se pueden experimentar toda clase de sensaciones, que, quizas, en toda una vida no puedes experimentar.

    besos.

    ResponderEliminar
  20. Fijate q yo soy de esas que se engaña...ayyys!!! me has hecho pensar grrrrrrr

    Muchas gracias por tu premio, he estado sin internet, mañana mismo lo cuelgo, me ha hecho mucha ilusión!!!!

    ResponderEliminar
  21. 10 minutos pueden ser toda una vida o tan solo un instante lo realmente importante es como vivimos eso 10 minutos

    ResponderEliminar