domingo, 7 de diciembre de 2008

LA IRA DE WOLFANG AMADEUS MOZART

Definición de ira según la Real Academia de la Lengua Española:

1. f. Pasión del alma, que causa indignación y enojo.

2. f. Apetito o deseo de venganza.

3. f. Furia o violencia de los elementos.

4. f. pl. Repetición de actos de saña, encono o venganza.



A lo largo de mi vida he tenido una pequeña obsesión por algunas palabras,por su significado y por lo que ha transcendido a lo largo de la historia,en el arte,en la cultura,etc.

Una de las palabras que me ha producido verdadera obsesión ha sido la palabra "ira",una palabra tan corta ha significado mucho para mí.Tal ha sido la obsesión por ella,que ha hecho que pase horas muertas leyendo,visitando e investigando obras de arte,escuchando música donde la ira era representada con una belleza descomunal.

Por ello,quiero compartir con vosotros un poco todo lo leido sobre la ira,un pecado capital para la Iglesia Católica,una debilidad para el Islam,y un obstáculo para la filosofía budista.También producto de investigación por psicólogos y psquiatras.Pero poco a poco, y a través de diversos posts nos adentraremos en el significado de esta palabra,con un significado tremendo y caótico, pero con una gran belleza representada en la pintura,en la música y en la literatura.

Para empezar os quiero dejar el siguiente video,la representación del Dies Irae del Requiem de Mozart,una de mis preferidas composiciones de música clásica.He tenido la oportunidad varias veces de ver semejante maravilla.La primera vez que la vi fué en la Catedral de Albacete,un poco decepcionante ya que tuve la mala suerte de sentarme al lado de una individua que se dedicó todo el concierto a susurrar los textos en latín de dicha obra,desatando en mi la ira y el enfado por la falta de educación del persoaje con la que compartía banco eclesiástico.

Tengo que confesar que cuando escucho el Dies Irae se me pone la carne de gallina,y el ver y oir semejante maravilla en un ambiente religioso entre imágenes,cristos y frescos de pasajes bíblicos envuelto en un aroma a incienso hacen que esta obra se adentre en mi cerebro despertando en mí sentimientos de relajación.

Mozart compuso esta obra poco antes de morir.Un día se le presentó en su casa un desconocido encargádole dicha obra,sin querer ser identificado le dió un adelanto a Mozart y le dijo que en un mes se presentaría.Pero a lo largo de ese mes el compositor olvidó esa visita tan misteriosa y se dedicó a componer una ópera.

Al cavo de un mes el personaje misteriso vestido de gris se le acercó una noche a Mozart cuando este subía a su carruaje, preguntando por su encargo.Fué cuando Mozart vió su propia muerte cerca,creyendo que dicho personaje era enviado por las tinieblas para anunciarle su propia muerte,y que dicha composición sería representada el día de su muerte,cosa que no fué así ya que Mozart murió completamente sólo.Se dice que el único ser viviente que acompañó a Mozart el día de su entierro,además de los enterradores,fué un perro que estaba en la puerta de su casa dos dias anteriores a su fallecimiento.Así lo relató un conocido historiador de la época:"Sólo un perro,lleno de barro,sucio,se animó a seguir el cortejo hasta el cementerio,y fue,en consecuencia,el único caballero que presenció la ceremonia el día que Mozart fue enterrado como un perro".

Y sobre el personaje misteriso que encargó a Mozart dicha obra se puede asegurar que no era ningún ser tenebroso venido del mas allá.Se trataba de un conde,cuya esposa había fallecido,y quería dicha obra para los funerales,¿pero porqué lo hizo en incógnito?pues para hacer creer a sus amigos que dicha obra había sido compuesta por él,un plagio a lo grande.

Lo que está claro,que si no hubiese sido por ese personaje misterioso para Mozart,no habría producido en él esa ira y ese temor a la muerte,y no podriamos ahora disfrutar de esta gran belleza,y no podriamos disfrutar de la ira de Wolfgang Amadeus Mozart.

Por último,comentar que el Dies Irae no es exclusivo de Mozart.Se trata de una parte de la secuencia de cualquier Requiem,pero esto lo dejamos para otro post,porque también resulta muy curiso.

Aprovechando el aniversario de la muerte de Mozart,os aconsejo que cerreis los ojos,le deis al play ,y dejeis libre por un par de minutos vuestros más profundos sentimientos de ira.

La próxima semana otro capitulo de la ira...




Dies iræ, dies illa,
Solvet sæclum in favilla,
Teste David cum Sibylla !

Quantus tremor est futurus,
quando judex est venturus,
cuncta stricte discussurus !

Tuba mirum spargens sonum
per sepulcra regionum,
coget omnes ante thronum.

Mors stupebit et Natura,
cum resurget creatura,
judicanti responsura.

Liber scriptus proferetur,
in quo totum continetur,
unde Mundus judicetur.

Judex ergo cum sedebit,
quidquid latet apparebit,
nil inultum remanebit.

Quid sum miser tunc dicturus ?
Quem patronum rogaturus,
cum vix justus sit securus ?

Rex tremendæ majestatis,
qui salvandos salvas gratis,
salva me, fons pietatis.

Recordare, Jesu pie,
quod sum causa tuæ viæ ;
ne me perdas illa die.

Quærens me, sedisti lassus,
redemisti crucem passus,
tantus labor non sit cassus.

Juste Judex ultionis,
donum fac remissionis
ante diem rationis.

Ingemisco, tamquam reus,
culpa rubet vultus meus,
supplicanti parce Deus.

Qui Mariam absolvisti,
et latronem exaudisti,
mihi quoque spem dedisti.

Preces meæ non sunt dignæ,
sed tu bonus fac benigne,
ne perenni cremer igne.

Inter oves locum præsta,
et ab hædis me sequestra,
statuens in parte dextra.

Confutatis maledictis,
flammis acribus addictis,
voca me cum benedictis.

Oro supplex et acclinis,
cor contritum quasi cinis,
gere curam mei finis.

Lacrimosa dies illa,
qua resurget ex favilla
judicandus homo reus.
Huic ergo parce, Deus.

Pie Jesu Domine,
dona eis requiem. Amen.



Traducción

Día de la ira; día aquel
en que los siglos se reduzcan a cenizas;
como testigos el rey David y la Sibila.

¡Cuánto terror habrá en el futuro
cuando el juez haya de venir
a juzgar todo estrictamente!

La trompeta, esparciendo un sonido admirable
por los sepulcros de todos los reinos
reunirá a todos los hombres ante el trono.

La muerte y la Naturaleza se asombrarán,
cuando resucite la criatura
para que responda ante su juez.

Aparecerá el libro escrito
en que se contiene todo
y con el que se juzgará al mundo.

Así, cuando el juez se siente
lo escondido se mostrará
y no habrá nada sin castigo.

¿Qué diré yo entonces, pobre de mí?
¿A qué protector rogaré
cuando ni los justos estén seguros?

Rey de tremenda majestad
tú que, al salvar, lo haces gratuitamente,
sálvame, fuente de piedad.

Acuérdate, piadoso Jesús
de que soy la causa de tu calvario;
no me pierdas en este día.

Buscándome, te sentaste agotado
me redimiste sufriendo en la cruz
no sean vanos tantos trabajos.

Justo juez de venganza
concédeme el regalo del perdón
antes del día del juicio.

Grito, como un reo;
la culpa enrojece mi rostro.
Perdona, señor, a este suplicante.

Tú, que absolviste a Magdalena
y escuchaste la súplica del ladrón,
me diste a mí también esperanza.

Mis plegarias no son dignas,
pero tú, al ser bueno, actúa con bondad
para que no arda en el fuego eterno.

Colócame entre tu rebaño
y sepárame de los machos cabríos
situándome a tu derecha.

Tras confundir a los malditos
arrojados a las llamas voraces
hazme llamar entre los benditos.

Te lo ruego, suplicante y de rodillas,
el corazón acongojado, casi hecho cenizas:
hazte cargo de mi destino.

Día de lágrimas será aquel día
en que resucitará, del polvo
para el jucio, el hombre culpable.
A ese, pues, perdónalo, oh Dios.

Señor de piedad, Jesús,
concédeles el descanso. Amén.

22 comentarios:

  1. Qué gozada, la verdad, tengo los pelos de punta. Es genial. Creo que a pesar de haber oido de ella, no la había escuchado

    ResponderEliminar
  2. Cari, un post espectacular... Lo mejor de la ira, de todas formas es poder controlarla. Eso si, la obra es tremenda y entiendo tu fascinacion. De Mozart ya no voy a decir nada pa no ser vultar, solo que es triste pensar que uno de los mayores genios de la historia fuera casi solo al cementerio no deja de ser tirste....

    Bezos

    ResponderEliminar
  3. Estoy con Thiago. Un post espectacular. Y además Mozart me puede...

    ResponderEliminar
  4. Te ha salido una entrada conmovedora y sobre todo muy interesante. El Dies Irae es una de las más bellas composiciones jamás escritas y para mi gusto supera al sobreestimado Carmina Burana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hombre, es que con todos las misas de Requiem que ha habido, con sus correspondientes Dies Irae, te has ido a la más grande. Yo lo disfruté en un concierto hace unos años en la plaza de Pedraza (Segovia), con mi novio y unos amigos, en lo que llaman las fiestas de las velas, en que se apagan las luces del pueblo -que es precioso- y las sustituyen por miles de velas. En ese entorno, en la plaza del pueblo, hacen unos conciertos que, entre la música y el marco, resultan mágicos. Para mí, es una de las más grandes composiciones de la historia de la música. No sólo el Dies Irae, ni el famosísimo Lacrimosa, sino todo el Requiem. Creo que junto con la Pasión según San Mateo del otro más grande de la Historia, Bach, es de lo más conmovedor que se puede escuchar.

    Respecto a lo que comenta Iago sobre la forma de morir... me temo que eso se ha repetido muchas veces: el genio creativo no siempre se acompaña de amabilidad (en el sentido de ser susceptible o digno de ser amado). ¿Quizá sería un regalo demasiado grande de los dioses que todo lo tuviera una misma persona?

    ResponderEliminar
  6. Una pieza maravillosa, ciertamente.
    Dedicada al día en que todos los difuntos seremos juzgados.
    Y si se trata de la inspiración del niño de Salzburgo, pues más alto el valor de la obra.

    Maravilloso post.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que el Requiem de Mozart me trae muchos recuerdos... Cuando era pequeño me lo ponía mi hermano, junto con spartacus de Khachaturiam.

    Beso!

    ResponderEliminar
  8. Woow!, me encantó la publicación. De una forma muy amena me has enseñado varias cosas, desde la definición de ira hasta cómo se hizo famosa la obra de Mozart.

    La ira es todo un tema, tiene todo un simbolismo que puede verse desde el prisma de lo patógeo o sintomático.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. las grandes obras tienen inspiraciones curiosas...
    me he quedado prendido de su blog, la ira, nunca habia pensado en la amplitud de su significado, para mi era cabrearse nada mas,
    le felicito por el blog


    saludos!

    ResponderEliminar
  10. Sin Palabras......

    Gracias por este Post, de verdad que no se que decirte más.
    Gracias.....

    ResponderEliminar
  11. Estupendo panel, brilli-brilli. Me ha encantado. Se trata de una de mis obras clásicas preferidas. Tuve la suerte de escucharlo en directo en una se las Semanas de Música Clásica de Cuenca, con un estupendo coro y director. Luego, un tiempo después y en un viaje a París, me encontré con que se ofrecía este espectacular concierto del Requiem de Mozart en la Iglesia de la Madelaine... así es que, volví a disfrutarlo de nuevo. Eso por no hablar de la cantidad de veces que suena en mi cadena de música. Creo que me lo conozco de memoria.
    Simplemente, la obra es espectacular. Sólo escuchar la música y recordar la letra le pone a uno los pelos como escarpias... es una obra intensísima y de gran contenido humano, teológico y humanisma. Una maravilla.
    En cuanto a morir sólo, es triste que muchos genios a lo largo de la historia hayan muerto así: sólos, olvidados y casi en la miseria.
    Besos, Brilli-Brilli brillante! Me encartará seguir esta andadura de Tu Ira!!! jajaj!

    ResponderEliminar
  12. gracias. gracias de verdad, porque esta tarde andaba yo buscando, sin saber dónde, algo grande que llenase mi espíritu dolorido...

    ResponderEliminar
  13. Pedazo de post y...excelente pieza!!!! la verdad es que escuchandola una se deja llevar y...ufff! me gusta este tipo de post, sigue así, mil besos guapo

    ResponderEliminar
  14. yo en una kedada de marikones y pelukeras q casi no sabemos escribir y tu haciendo este post, ya te vale brilli brilli!!!

    q guay, asi aprendemos algo nuevo, aparte de pollas y depresiones q e slo uniko q escribimos por aki:P


    me ha gustado, pero intuyo q me encnataria en un auditorio. debe molar oir retumbar todo al son de esto

    molaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  15. La ira es un o de los temas que más han obsesionado al hombre a lo largo de la historia, especialmente en la antigüedad. Séneca, a imitación de muchos otros filósoos, escribió un tratado titulado "Sobre la Ira", supongo que si te ha interesado siempre tanto el tema lo habrás leído, si no, búscalo, es una auténtica maravilla.
    Por lo que se refiere al Dies Irae del Requiem de Mozart, es una de esas piezas musicales que todo el mundo tendría que oir antes de morirse. Yo no sé lo que será escucharlo en la Madelaine de París, pero lo he cantado más de 15 veces, una en el Escorial, otra en la mezquitta de Córdoba y cinco en la catedral de Toledo, y puedo decir son de las experiencias más impresionantes que puede haber.

    ResponderEliminar
  16. Qué interesante... A mí la verdad es que la palabra "ira" me sugiere algo más bien aterrador. Tiene implicaciones que me dan miedo.

    :-(

    ResponderEliminar
  17. Aynssss... qué ilu!! ^^
    Pues ya me dirás qué te parece (me alegro mucho que de momento te esté gustando).

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  18. Cuánto terror habrá en el futuro. Cuánto miedo nos da lo desconocido.

    ResponderEliminar
  19. una obra maestra, y por lo menos el perro sería sincero en su acompañamiento a Mozart; qué vidas llevaron casi todos los grandes, olvidados en vida y recrados en muerte, quien tendrá los derechos de autor???? un bico

    ResponderEliminar
  20. Fantàstica actualizaciòn.. Mozart, nada menos

    y un lujo los videos.

    Por circustancias de la vida y por el maldito horario de esta semana tengo todo un poco manga por hombro, pero no me pierdo tu blog; destila calidad y sentimiento.

    Un besote

    ResponderEliminar